Alarga la vida de la batería de tus dispositivos

In Tecnología by Jesús García BlancoLeave a Comment

La batería de nuestros ordenadores, móviles y tablets empieza a morir desde el mismo momento en el que pulsamos el botón de encender. Eso es inevitable y tarde o temprano acabará fallando, pero podemos seguir unas pautas de uso que nos proporcionen unos cuantos meses de vida extra o al menos una mejor “calidad de vida”.

Para empezar tengo que aclarar que este tutorial solo sirve para baterías de litio ya que favorece el movimiento de sus iones y enfocado más concretamente a los portátiles, ya que la dinámica que hay que seguir suele ser la normal en los dispositivos móviles.

 

Primera carga al 100%

Es muy importante que la primera vez que utilices el dispositivo cargues la batería al 100% para que su memoria se vaya adaptando. Aunque aparezca completamente cargado en los diferentes indicadores es posible que aún le quepa un poco más por lo que es conveniente dejarlo dos o tres horas aún después de lleno.

 

No dejarlo conectado continuamente

Cada vez es más habitual el uso de portátiles como sustitución del ordenador de sobremesa por su reducido tamaño y la comodidad de poder llevarlo a cualquier lado donde sea necesario. Es precisamente este uso el que más daña a las baterías, ya que han sido diseñadas para estar continuamente cargándose y descargándose tal y como indica Apple:

Un uso ideal sería, por ejemplo, el de una persona que utiliza su MacBook Pro en el tren de camino al trabajo y después lo conecta en la oficina para cargarlo, de esta forma la corriente de la batería fluye sin problemas.

Así que, aunque estemos en casa al lado de un enchufe la dinámica debe ser exactamente la misma que si lo usásemos fuera: cargarlo hasta que se llene por completo, desenchufarlo e irlo utilizando hasta que se agote por completo o quede solo un 1% de batería.

 

Calibrarla de vez en cuando

Aquí vamos a hablar de los MacBooks aunque el resto de ordenadores suelen utilizar un sistema parecido o idéntico aunque lo mejor es que lo compruebes con el fabricante ya que te ofrecerá los consejos más apropiados.

La calibración de una batería sirve para ajustar el microprocesador que lleva integrada y asegurarnos de que ofrece unas estimaciones y porcentajes verdaderos. El proceso es muy simple: se carga completamente, se descarga hasta apagarse, se mantiene apagado y se vuelve a cargar. De todas formas en la página de asistencia de Apple nos lo explican de un modo mucho más detallado:

  1. Conecta el adaptador de corriente y carga la batería del PowerBook hasta que el anillo de luz o el indicador LED del enchufe del adaptador de corriente pase a verde y el medidor de la barra de menús indique que la batería está totalmente cargada.
  2. Deja que la batería se mantenga totalmente cargada durante un mínimo de dos horas. Es posible utilizar el ordenador durante este tiempo siempre que el adaptador esté enchufado.
  3. Desconecta el adaptador de corriente con el ordenador encendido; de este modo, el ordenador pasará a funcionar con la carga de la batería. Puedes utilizar el ordenador durante este tiempo. Cuando el nivel de la batería descienda, aparecerá en pantalla un cuadro de diálogo advirtiéndote de que el nivel de la batería es bajo.
  4. Guarda tu trabajo cuando esto suceda. Sigue utilizando el ordenador; cuando la batería esté casi agotada, el ordenador entrará automáticamente en el modo de reposo.
  5. Apaga el ordenador o déjalo en reposo durante cinco horas como mínimo.
  6. Conecta el adaptador de corriente y déjalo conectado hasta que la batería se recargue totalmente.

Consejo: Cuando la batería se queda “vacía”, el ordenador entra forzosamente en modo de reposo. En realidad, la batería mantiene una reserva cuando alcanza dicho nivel, lo que permite al ordenador permanecer en reposo durante un período de tiempo. Una vez que la batería se ha agotado realmente, el ordenador se apaga por completo. Llegados a este punto, con el PowerBook G4 (15 pulgadas, SD de doble capa) en función de reposo seguro, el contenido de la memoria del ordenador se habrá guardado en el disco duro. Cuando se restaure la alimentación, el ordenador volverá al estado previo al reposo utilizando la imagen de reposo seguro del disco duro.

 

Mantener los conectores en buenas condiciones

Puede parecer absurdo, pero muchos de los problemas llegan cuando se introduce suciedad o polvo entre el cargador y el ordenador y se obstruye parcial o totalmente la entrada de corriente eléctrica.

La mejor manera de limpiarlo es con una pera de aire y un bastoncillo de algodón completamente seco. Se sopla dentro de los orificios y luego se pasa el bastón para retirar la suciedad más resistente. Si el orificio es demasiado pequeño también se puede utilizar un palillo aunque hay que tener cuidado de no estropear ninguna parte interna.